Si quieres cambiar tu vida, está en tus manos. ¡Y el momento de cambiar es ahora!

No pensemos que todo está hecho o que lo que hay que hacer para lograr un mundo mejor está en manos de los políticos, las ONG, las organizaciones internacionales, las grandes corporaciones, club Bildeberg, la Trilateral, de «los que mueven los hilos». En definitiva, de los demás, de otros con más poder e influencia. Esta idea nos la han metido en la cabeza poco a poco de manera silenciosa los señores del mundo para que no les movamos las piezas de su tablero de ajedrez particular, en el que la inmensa mayoría no somos más que peones prescindibles.

Pero pensemos un momento: no somos los «peones» mayoría; «la inmensa mayoría». ¿Entonces cómo es que nos sentimos inferiores, desprotegidos, con miedo, sin poder para cambiar el mundo? Es un hecho contra natura que una mayoría se sienta inferior ante una minoría: ¡es una aberración! Se ha producido una inversión del orden natural de las cosas.

¿Y cómo es posible que una situación así se haya producido y perdurado durante tantos siglos? ¿Cómo es que a pesar de la tan cacareada democracia seamos, cada vez más, una especie de siervos de la gleba?

Esta web no va a solucionar este problema, pero sí queremos ser un instrumento que ponga su grano de arena y apele a nuestras conciencias y nos despierte de ese sueño hipnótico en el que todos estamos inmersos, y que nos impela a luchar por ser libres y verdaderos sujetos de derecho.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario